Gabinete Psicológico Linca

Intoxicación por lamentos

Hay personas que se quejan por todo, se centran en lo negativo y no aprecian los aspectos positivos. Son personas insatisfechas de manera constante y a todo le encuentran un motivo de queja e insatisfacción, lo que las lleva a un estado de amargura y tristeza constante.

Estas personas presentan algunos patrones de conductas comunes:
– No buscan soluciones para sus problemas
– No reconocen sus errores, sino que la culpa siempre recae en los demás
– Negativizan todo, incluso la parte positiva de los acontecimientos y situaciones, siempre tienen un: “está bien pero…”

Las quejas no son un paso para la solución del problema sino que estas personas la usan2298235903_1158a6a1f5 simplemente para expresar un continuo desagrado ante todas las situaciones. Este tipo de quejas son dañinas para nuestro equilibrio emocional y los que nos rodean. Las personas que transmiten de forma continuada esas insatisfacciones y frustraciones son personas que a la larga sufren en exceso y les crea victimización, desesperanza e indefensión ante situaciones de la vida cotidiana.

¿Qué hacer para no quejarnos?
Podemos usar pequeños trucos y habilidades que nos hagan cambiar este tipo de comportamientos como puede ser:
– Aceptar que no todo puede ser cambiado, no todo se puede adaptar a nosotros, hay circunstancias que se nos escapan de nuestro control. Es importante aceptar este hecho y solucionar lo que nos venga de una manera más constructiva
– Dejar de juzgar y comparar continuamente, ya que esta posición de superioridad nos convierte en blancos para perder nuestra empatía y no ponernos en el lugar del otro. Esta recomendación es una de las más difíciles de lograr pero cuando lo haces, vives con menos actitudes_positivas-474x342tensión y más feliz
– Control de las expectativas irreales y demasiado elevadas y adaptarnos a los cambios
– Controlar las ideas irracionales o pensamiento erróneos que nos atacan en diversas situaciones y ser capaces de ver la situación de forma fría y racional, sin pensar en que podría ser mejor
– Centrarnos en lo positivo, a pesar de que como todo, tiene un lado negativo, pero debemos disfrutar de los momento buenos

Antes de quejarte recuerda que el cambio debe comenzar en ti y no sirve de nada ir contra el mundo, sólo te producirá frustración y que los demás huyan de ti y tu negativismo

4 pensamientos sobre “Intoxicación por lamentos

  1. B

    Muy buenos consejos, ya que hay gente que realmente no para de quejarse y eso mina la moral de los que estamos a su alrededor.

  2. Mariana_Linares Autor del artículo

    Me alegro que te haya gustado el post y los consejos que hemos puesto. Espero que el resto de post que vayamos subiendo te sean igualmente interesantes.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *