Gabinete Psicológico Linca

Lo tengo en la “punta de la lengua”

En ocasiones estamos en una conversación o queremos decir algo y nos quedamos en blanco y con la palabra “en la punta de la lengua” pero no logramos recordarla y eso nos frustra, pues bien, durante años psicólogos y neurólogos han estudiado este fenómeno y consideran que se debe a una desconexión entre el concepto que implica la palabra y su representación léxica.

La Universidad de McMaster en Cánada realizó un experimento en el que obtuvieron como resultados que tener una palabra en la punta de la lengua no es una simple desconexión entre el concepto y la representación léxica sino que en su base se esconde un proceso de aprendizaje fallido.

Nuestro cerebro cuando no logra encontrar el camino entre el concepto, las letras y los sonidos toma otros caminos pero cada vez se va alejando más del rumbo. Para que esto no te suceda, el hecho de que alguien te diga la palabra atascada no es positivo, porque volverás a atascaste la próxima vez y esto aumentará tu frustración. Lo más conveniente es que te ayuden a encontrar la palabra y que tu cerebro vaya activando el camino correcto en el proceso de memoria.

Conclusión: Cuando tenemos la sensación de palabras en la punta de la lengua de manera frecuente, lo conveniente es que nos ayuden dándonos pequeñas pistas a hallar la representación léxica almacenada en nuestra memoria para que nuestro cerebro recuerde así el camino de ruta correcto y este tipo de situaciones disminuyan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *